No es tiempo de mendigar.