Dios llega a tiempo.